OPERACIÓN DE BACHEO  EN TODO MOMENTO

LP_Header_facets_May19_regional_NA_Batch

Sintetizando:

En agosto de 2017, después de más de cinco años de construcción y más de 300 empleados dedicados únicamente a la construcción, se culminó la construcción del primer oleoducto de crudo que conecta la región del oeste de Athabasca al mercado de Edmonton. El ducto transporta crudo desde la región de producción establecida en Athabasca, así como desde los nuevos desarrollos cerca del río Athabasca. Sin embargo, un ducto de tal magnitud conlleva algunos retos. Los operadores lo usan para transportar una variedad de productos para maximizar la eficiencia. Las operaciones seguras y óptimas son vitales. 

Este ducto en particular transporta tanto crudo pesado como petróleo sintético, y los operadores hacen cambios entre ambos productos las 24 horas del día y los 7 días de la semana, lo que permite el uso más eficiente de la línea. Para prevenir la contaminación, se usa la operación de bacheo para asegurar que el producto se mezcle. Cuando un operador cambia el medio de un ducto, los materiales deben estar separados y el ducto se tiene que limpiar para prepararlo para el producto nuevo. Se necesita equipo de limpieza especial para el loteo para separar el producto, para limpiar la pared del ducto y, finalmente, para mantener el grado del producto. Estas herramientas están equipadas con un transmisor, Jaula frontal de unidad de jale, dos copas, seis discos e imanes de sellado. 

LP_Graphic_facets_May19_regional_NA_Batc

LA PARTE ESCENCIAL

Para asegurar el rendimiento y, aún más importante, la integridad de la línea, las operaciones por lotes, la inspección interna y los servicios de integridad pueden asegurar un ducto limpio, eficiente y seguro. Con una operación 24/7, se necesita un servicio 24/7, entonces, en enero de 2018, ROSEN implementó una operación satélite y comenzó el proceso de preparación, funcionamiento y reconstrucción de las herramientas y el proceso de rastreo para el desgaste de las dos copas / discos de cada herramienta después de cada corrida. Además de completar un servicio de loteo diario, también serían necesarias las inspecciones de calibración. La línea está dividida en cuatro secciones e incluye tres secciones de 20 pulgadas de diámetro, que varían en una longitud de entre 144 km, 137 km y 139 km y una sección de 36 pulgadas de diámetro de 41 km. 


Debido a esto, fue necesario un equipo de técnicos comprometidos y herramientas. Para comenzar, ROSEN estableció un equipo en sitio comprometido con este proyecto. Se asignaron a tres técnicos en campo a Fort McMurray, el inicio del ducto, y tres a Edmonton, el final del ducto. Junto con estos 6 técnicos, se encuentran trabajando otros tres miembros del personal. El equipo es responsable de lanzar, cargar, limpiar, recibir y reensamblar las herramientas las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Asimismo, se proporcionaron 28 herramientas de calibración con diámetros que varían desde 20” a 36”. El enviar una herramienta a través del ducto todos los días podría parecer una tarea simple; sin embargo, esta operación requiere una cantidad extensa de planeación de procedimientos, entre los que se incluye la disponibilidad de las herramientas a lanzar, que también requieren que sean reensambladas casi de manera diaria, así como los barriles de mantenimiento para lanzamiento y otro equipo en campo que, de igual manera, siempre deben de estar listos y disponibles. Los nueve técnicos en campo no sólo realizan tareas de operación, si no también crean un reporte para evaluar el desgaste las dos copas, y discos. Esto proporciona información sobre las tendencias de la operación del ducto y el comportamiento con base en el tipo de lote. Dicho reporte se elabora usando un software personalizado creado por especialistas en los centros de investigación y tecnología de Lingen, Alemania y en Bogotá, Colombia. Básicamente, el equipo evalúa los resultados de la corrida y si todo se encuentra dentro de los parámetros especificados, se restaura la herramienta y se alista para la siguiente corrida; sin embargo, si existe algo anormal, se hace una recomendación de modificación del plan. 


Con una mentalidad de “seguridad primero”, este pequeño equipo trabajará las veinticuatro horas del día hasta diciembre de 2020. Ellos recolectarán datos importantes sobre el futuro el ducto. 

¿POR QUÉ UN PROGRAMA DE LIMPIEZA Y NO UNA SIMPLE CORRIDA?

La limpieza de ductos tiene varios motivadores: entre ellos se puede incluir el cumplimiento con las regulaciones, el aumento de la eficiencia operacional, el aseguramiento de las operaciones seguras o la preparación de ducto para actividades de inspección interna. Sea cual sea la motivación, o la necesidad, el encontrar el enfoque correcto es un factor clave. La creación de un programa puede permitir obtener mucho mejores resultados, y no simplemente hacer corridas de limpieza. Es esencial tanto para el operador como para el proveedor de servicios entender por completo el sistema del ducto: cuáles son sus características, etc. Posteriormente, es vital definir y comunicar objetivos claros. Si no hay meta, no hay éxito. Con un entendimiento común de lo que se necesita, el mejor enfoque puede ser identificado y con ello se puede elaborar un programa claro. Los pasos son muy sencillos y claros: 


1.    Recolectar datos de actividades de mantenimiento previas 
2.    Evaluar la condición del ducto, desechos, corridas previas con equipo de limpieza, etc. 
3.    Definir el programa de limpieza más adecuado. 
4.    Implementar el programa y mejorar, si se requiere. 
5.    Planear la frecuencia de limpieza. 
6.    Medir y documentar


No obstante, un programa no siempre necesita ser algo complejo, con el personal involucrado de manera diaria las 24 horas del día, los 7 días de la semana, por tres años. Dependiendo de los objetivos y el caso en particular, el programa puede consistir en una sola corrida de limpieza con un equipo, corridas múltiples con distintos tipos de equipo instrumentado, trenes de distintos equipos de limpieza o quizá, una combinación de enfoques con lotes químicos y trenes de equipo instrumentado. La idea es limpiar teniendo en mente que la meta es ser más efectivos.