A LA ALTURA DEL RETO

Sintetizando:

Para nuestras industrias, la pandemia mundial de este año trajo muchos retos como restricciones de viaje, cuarentenas, distanciamiento social y más, todo lo cual ha tenido como resultado retrasos e interrupciones en lo referente a mantenimiento, inspección, reparaciones y reemplazo de activos. A pesar de todo eso, los expertos de ROSEN en nuestra región de Sudamérica han llevado a cabo de forma exitosa una serie de evaluaciones diagnósticas y de integridad de dos ductos de gas para nuestro cliente Compañía Mega en Argentina. El proyecto se completó a tiempo y nuestro equipo pudo superar muchos retos que surgieron debido a los protocolos y restricciones por COVID-19. Adicionalmente, pudimos ayudar al cliente a alcanzar un hito: durante la inspección, nuestros expertos corrieron varias herramientas inteligentes con diferentes tecnologías como MFL-A y MFL-C (Fuga de Flujo Magnético axial y circunferencial) y la herramienta EMAT (Transductor Acústico Electromagnético), la cual no tiene precedentes en la historia del ducto de Compañía Mega.

Aunque el mundo está tratando de adaptarse a los retos de la COVID-19, nuestras industrias están trabajando para desarrollar procedimientos y prácticas que garanticen operaciones seguras y confiables, reducir el riesgo de esparcir el virus y continuar cumpliendo con las exigencias de los clientes.​

TRABAJANDO HOMBRO A HOMBRO

Operar durante la pandemia se ha convertido en un gran reto para todas las industrias y la industria del gas y el petróleo no es la excepción. Sin  embargo, al trabajar hombro a hombro en este caso en específico para nuestro cliente en Argentina, pudimos superar esas dificultades con gran profesionalismo siguiendo constantemente los protocolos y las regulaciones de seguridad establecidas para llevar a cabo proyectos desafiantes.

 

Compañía Mega deseaba inspeccionar dos gaseoductos para obtener información valiosa sobre la condición de la integridad de sus activos.

La compañía había planeado la inspección de los dos ductos de 12 pulgadas con longitudes respectivas de 273 y 327 kilómetros. El proyecto se programó para llevarse a cabo este año. A pesar de la pandemia, el proyecto se ejecutó según lo esperado.

Figura 1 -  Equipo de campo trabajando en la ubicación, con todas las medidas de seguridad

 

Basada en Buenos Aires, Compañía Mega es una compañía argentina dedicada a la separación y fraccionamiento de gas natural y sus componentes. Con dos instalaciones, la planta de separación Neuquén y la planta de fraccionamiento Bahía Blanca, la compañía principalmente maneja los productos: etano, propano, butano y gas natural.

OPERANDO BAJO ESTRICTOS PROTOCOLOS DE SEGURIDAD

Durante la ejecución del proyecto, nuestro equipo enfrentó varias dificultades, incluyendo el contexto global de COVID-19, el cual coincidió con el inicio de las actividades de campo. Por lo tanto, fue necesario considerar tareas y protocolos adicionales, tales como una cuarentena obligatoria en las provincias en las que se llevaron a cabo actividades (tres en total, 14 días cada una: Río Negro, Neuquén y Buenos Aires).

 

La mayor preocupación de ROSEN es la seguridad, salud y bienestar de sus empleados y clientes. Por lo tanto, se creó un protocolo especial para garantizar la seguridad y la salud de todos los empleados mientras trabajaron durante esta crisis sanitaria.

Figura 2 - Debido a las restricciones locales, implementamos diferentes protocolos y establecimos dos equipos de trabajo separados

DOS EQUIPOS DE TRABAJO

Dado que las plantas de Compañía Mega en las que se efectuaron las inspecciones se ubican en provincias diferentes, nuestro equipo regional tuvo que trabajar con regulaciones individuales. El tráfico entre las dos provincias estaba restringido y se requería una cuarentena obligatoria después de entrar a cada provincia, de modo tal que implementamos protocolos diferentes y establecimos dos equipos de trabajo separados.

 

Los empleados de campo que trabajaron en las instalaciones respectivas tuvieron que cumplir con los protocolos de seguridad del cliente y de ROSEN durante el periodo de inspección. En este caso en específico, las reglas de Compañía Mega para trabajar en las instalaciones concordaron con las restricciones individuales de la provincia. Eso significó, por ejemplo, obtener un resultado negativo en pruebas de COVID-19 antes de entrar a las instalaciones, informar a las autoridades por correo electrónico antes de entrar a la provincia, tomar la temperatura de todas las personas, usar máscaras protectoras, lavarse las manos regularmente y usar desinfectantes y gel antibacterial.

NUESTRA SOLUCIÓN

Para el cliente, terminar este proyecto se consideró como un hito, dado que todas las corridas inteligentes y de limpieza se efectuaron exitosamente, lo cual era un objetivo que cliente se había establecido para este año.

 

Los servicios proporcionados por Compañía Mega incluyeron la ingeniería del proyecto (Fitness-for-Purpose y evaluaciones de crecimiento de corrosión), limpieza y calibración de las líneas, inspección MFL de alta resolución, mapeo XYZ de alta resolución, inspección MFL circunferencial de alta resolución e inspección EMAT (Transductor Acústico Electromagnético) para la detección de grietas.

 

La información proporcionada por ROSEN durante un total de 13 corridas en la sección inicial Belisle/Bahía Blanca y muchas otras es fundamental para que la Compañía Mega administre la integridad de sus ductos, aplique el mantenimiento correspondiente y use sus activos de la forma más eficiente.

ASPECTOS DESTACADOS DEL PROYECTO

  • Dado que el cliente no pudo modificar las dimensiones de las trampas de envío y recibo, la inspección EMAT se llevó a cabo de acuerdo con la distancia permitida por la autonomía de la batería (100 kilómetros para cada ducto)

  • Técnicos sudamericanos re-acondicionaron la herramienta EMAT en Buenos Aires con la asistencia de nuestros especialistas alrededor del mundo.

  • El re-acondicionamiento y la segunda preparación de la limpieza y las herramientas MFL se efectuaron en el lugar.

  • Debido a la presencia de polvo pirofórico en la línea, un camión de bomberos estuvo a disposición durante las actividades de recibo para, en su caso, inundar el cañón y evitar un incendio.

  • Limpieza bulldozer y limpieza pesada.

  • Se extendió la campaña de limpieza alternando el uso de CLP (herramientas especializadas para la limpieza de ductos) y limpieza pesada.

  • Duración de tres a cuatro días para cada corrida con cada herramienta por sección.

  • La variación de velocidad evitó que las herramientas superaran los 2 m/s2.

CONCLUSIÓN

Mientras la pandemia continúa, el cuidado de activos se debe adaptar a los retos que se presenten mejorando las condiciones de salud y de seguridad, anticipando riesgos e innovando con las necesidades del mercado en mente. Sin embargo, la pandemia no debe impedir que mantengamos los ductos en condiciones de operación seguras y confiables.